Un cuadro de Jean-Michel Basquiat se ha vendido en una subasta de Hong Kong por casi 42 millones de dólares.

Warrior, que muestra una figura masculina de pie con una espada en la mano, ha superado el anterior récord de precio más alto alcanzado por un artista occidental en el mercado asiático. El cuadro, llamado Abstraktes Bild (649-2), del artista alemán Gerhard Richter, se vendió por unos 27,6 millones de dólares en Hong Kong el año pasado.

Un mercado al alza a pesar del covid-19

El pasado diciembre, la casa de subastas Christie’s, llevó a cabo una puja en la que se observó la importancia del mercado asiático para la venta de obras de artistas occidentales jóvenes y contemporáneos, cada vez más demandados allí.

Las subastas demuestran la importancia que han adquirido los clientes asiáticos en el mercado del arte occidental de alto nivel, especialmente en el contexto de la pandemia provocada por la COVID-19.

Aunque las ventas de arte en general se desplomaron el año pasado, las compras de alto valor de los compradores asiáticos ricos se mantuvieron, según el informe anual de Art Basel sobre el mercado mundial del arte publicado a principios de marzo.

En función a lo establecido en el informe, China ha superado a Estados Unidos y se ha convertido en el mayor mercado de arte del mundo.

Basquiat pintó Warrior en 1982, un año que está considerado como una de las mejores épocas de la carrera del artista.

Ese mismo año, finalizó Sin Título, una obra que también ha batido récords. La pintura se vendió en 2017 por 110,5 millones de dólares, convirtiéndose en el cuadro vendido por un precio más alto de un artista estadounidense.

La adquirió el multimillonario japonés Yusaku Maezawa en una subasta de Nueva York. Según Art News, nueve de los diez cuadros más caros de Basquiat fueron realizados en 1982.

El artista, de ascendencia haitiana y puertorriqueña pero nacido en Brooklyn, es el favorito de muchos coleccionistas de arte famosos, como Jay-Z, Elton John, Leonardo DiCaprio y Ellen Degeneres, entre otros.