11 hábitos nerviosos que te hacen parecer incompetente

Ya sea por una entrevista de trabajo o por querer impresionar a tu jefe, hay ciertos hábitos provocados por la tensión del momento que pueden ser un claro indicativo de que la situación te supera. Los psicólogos dicen que reconocer los propios comportamientos nerviosos es el primer paso para superarlos. Estas son las señales más delatadoras que Business Insider ha recopilado de los expertos. ¡Toma nota!

11 hábitos nerviosos que te hacen parecer incompetente

Morderse las uñas.
Es uno de los hábitos más comunes. Tener una apariencia positiva es clave para revalorizar tu marca personal. Unas manos descuidadas revela una imagen negativa de la persona.

11 hábitos nerviosos que te hacen parecer incompetente

Evitar el contacto visual.
No querer conectar con la mirada de la otra persona es un gesto muy negativo a la hora de querer dar una buena impresión. Puede hacerte parecer poco profesional, sin interés o arrogante. Por el contrario, conectar visualmente demuestra confianza y seguridad.

11 hábitos nerviosos que te hacen parecer incompetente

Apretarse constantemente las manos.

11 hábitos nerviosos que te hacen parecer incompetente

Comportamiento fuera de lugar.
Reírse a carcajadas de algo que ha dicho tu jefe durante una reunión de trabajo o atender a una llamada personal mientras trabajas delante de todos tus compañeros son conductas negativas.

11 hábitos nerviosos que te hacen parecer incompetente

Fruncir el ceño constantemente.
Las personas que sonríen tienen una imagen mucho más positiva que las personas que no lo hacen. Además, demuestran más inteligencia.

11 hábitos nerviosos que te hacen parecer incompetente

Tocarse el cabello.
Esta conducta hace parecer que la persona es frívola.

11 hábitos nerviosos que te hacen parecer incompetente

Usar todo el rato la misma palabra.
Te hace parecer poco profesional e inseguro.

11 hábitos nerviosos que te hacen parecer incompetente

Rechinar los dientes.
Este gesto te hace parecer enfadado o ansioso.

11 hábitos nerviosos que te hacen parecer incompetente

Hablar muy deprisa.
Además de correr el riesgo de que no se te entienda, puedes parecer incompetente y fuera de control.

[td_smart_list_end]