Cumple tus metas de una vez por todas

Una vez pasado, con creces, el ecuador de este 2016, llega el momento de ponernos serios y ver cómo arreglamos eso de que aún tengas algunas metas sin cumplir. Gestionar la vida no es tan sencillo como parece. Sobre el papel y nuestra cabeza todos tenemos ideas, pero luego la realidad es otra y da muchas vueltas. A veces lo más cotidiano y sencillo es lo que más nos cuesta organizar, por eso, en esta fotogalería te damos algunas claves para gestionar el cumplimiento de tus metas, ¡que ya es hora!

Reforzar la inteligencia emocional. La principal razón por la que la mayoría de nuestros esfuerzos de superación personal están condenados al fracaso es que nuestras emociones tienen la mala costumbre de entrometerse y secuestrar nuestras emociones. Si las reconocemos y las sabemos controlar, ya tenemos mucho terreno ganado. Además, ser asertivos y saber ver las cosas desde otras perspectivas que no sean la nuestra también nos ayudará bastante.

Cumple tus metas de una vez por todas

Gestionar bien el tiempo. En esta era en la que parece que tenemos mucho de todo, lo que parece que nunca sobra es tiempo. Quizá por eso existen 111 millones de búsquedas anuales en Google acerca de cómo gestionar el tiempo. El primer paso, crearse un horario, el segundo, que sea realista para poder cumplirlo.

Cumple tus metas de una vez por todas

Estar abierto a los cambios. Por mucho que a alguien le guste andar de allá para acá. Los cambio rara vez son cómodos, pero para cumplir metas hay que cambiar cosas, desde hábitos hasta ubicación. Siempre hay que correr algún riesgo y cuanto más abras tu mente a los cambios, mejor te irá. Al fin y al cabo, no tenemos el control total sobre todos los aspectos de nuestra vida, pero sí podemos controlar la forma en que nos adaptamos a los cambios.

Cumple tus metas de una vez por todas

Tomar decisiones. Las cosas no sólo hay que decirlas, sino que también hay que hacerlas. Ni lo racional, ni lo emocional, ninguna de ambas partes debe tener más peso que la otra a la hora de tomar una decisión, Las buenas decisiones tienen que tener un equilibrio entre lo que debemos hacer y lo que queremos hacer, entre la razón y los sentimientos. Ahora bien, lo importante es tomar decisiones. Si no tomamos ninguna, no avanzaremos. Hay que arriesgar, salir de la comodidad.

Cumple tus metas de una vez por todas

Romper con los miedos. Miedo a hablar en público, miedo a dejar un trabajo… Sea cual sea esa cosa que te da miedo, debes hacerla y superarla de una vez por todas si no llevarla a cabo es lo que está atrasando el cumplimiento de tus metas. Cuanto antes dejes el miedo atrás, más rápido avanzarás. Adelante, ¡sin miedo! ¡Cumple tus metas de una vez por todas!

[td_smart_list_end]