Ser el más listo no es sólo cuestión de coeficiente

Ser el más listo de una sala no es sólo cuestión de coeficiente intelectual, porque, como todo, la mente si no se ejercita, se atrofia. Así que si quieres ser listo, sólo has de ponerte manos a la obra. A continuación enumeramos algunas de las cosas que puedes hacer para ejercitar tu cerebro y aumentar tu capacidad intelectual según algunos investigadores.

Ser el más listo no es sólo cuestión de coeficiente

Leer mucho. Un amplio estudio de la Universidad de California realizado en 2012 reveló que los estudiantes que estuvieron estudiando 100 horas o más para su examen de acceso a la universidad experimentaros cambios reales en sus respectivos cerebros. Los resultados del estudio indicaron que el estudio intenso provocó cambios en las áreas del cerebro de los estudiantes asociadas al razonamiento y el pensamiento.

Ser el más listo no es sólo cuestión de coeficiente

Comer bien y hacer ejercicio. Un estudio realizado en 2013 por investigadores de la Universidad de Boston reveló que el ejercicio es beneficioso para la cognición y la salud del cerebro. Por otro lado, un estudio de la Universidad de Bristol reveló en 2011 que los niños criados con dietas de alto contenido en grasas, azúcares y alimentos procesados pueden tener menor coeficiente intelectual en comparación con los niños criados con una dieta saludable.

Ser el más listo no es sólo cuestión de coeficiente

Escuchar más de lo que se habla. Hacerlo le dará la oportunidad de captar información y contextualizarla para hacer mejores aportaciones posteriormente, o así lo asegura el psicólogo clínico Ben Michaelis. De hecho, una buena parte de ser inteligente está relacionada con la capacidad para comprender todo aquello que afecta a la información y su significado. Hablamos, por ejemplo, e cosas como el tono de voz, que es algo que no se puede proporcionar mucha información e la persona que habla. Por lo general, aquellos que sienten la necesidad de decir lo inteligentes que son, son los que menos suelen serlo.

Ser el más listo no es sólo cuestión de coeficiente

Ejercitar el cerebro. Un informe publicado en 2014 en la revista de la Sociedad Americana de Geriatría reveló que 10 horas de entrenamiento cerebral en adultos de edad avanzada provocaba ventajas en el razonamiento y la capacidad de procesamiento aún 10 años después.

Ser el más listo no es sólo cuestión de coeficiente

Leer puntos de vista contrarios. La curiosidad es una parte también importante en la inteligencia, ya que la curiosidad nos lleva a explorar y hallar respuestas, lo cual nos hace almacenar más información que nos puede hacer más inteligentes. Por ejemplo, leer en medios de distinto tipo y naturaleza hace que nuestra mente permanezca más abierta a las ideas diferentes y nos ayuda a comprender, contextualizar y analizar. Además, mejora nuestra capacidad crítica, puesto que nos hace propensos a preguntar lo que no sabemos.

[td_smart_list_end]