Su delicadeza tanto gastronómica como en la calidez de sus restaurantes es uno de los rasgos más distintivos de Cristina Oria, quien tiene como filosofía de marca cuidar del medio ambiente, sacar el máximo provecho de los alimentos de cercanía y ofrecer un servicio de calidad, adaptado a todos los gustos, para que la experiencia de entrar en Cristina Oria, a cualquier hora del día y para todo tipo de comidas, sea agradable y satisfactoria. Y lo mismo valores trata de llevar a su forma de vestir.

Cristina Oria tiene claro su estilo: cómodo y corporativo con los colores de su marca, por otra parte, tan conocidos por todos. Una apuesta que siempre hace a los tonos blancos y negros, y que no iba a ser diferente en la elección de un look de Pedro del Hierro que le hiciera sentir a gusto y, sobre todo, representara su firma y forma de ser. Lejos del histórico look ejecutivo, el #NewBusinessByPdh busca ofrecer alternativas a las prendas más rígidas, con looks desenfadados y, sobre todo, adaptados al ritmo actual de trabajo. Por eso, Cristina Oria opta por un traje de dos piezas con americana y pantalón, sobrio, para la comodidad que busca diariamente.

¿Cómo se ha visto afectado su estilo con la llegada del teletrabajo?

No me ha afectado mucho porque no he hecho teletrabajo y, además, mi estilo es bastante similar. Siempre voy de blanco y negro, como los colores de mi marca, un estilo corporativo e imagen de Cristina Oria. Me gusta ir con prendas cómodas y con un estilo no muy sofisticado, de día a día. Sí es verdad que he dejado de comprar ropa arreglada o de ir más arreglada porque al no haber fiestas ni eventos, no tiene sentido.

¿Qué es lo que más valora en una prenda?

Que siente bien.

¿Se desplaza en coche o en otro medio de transporte en su día a día?

Casi siempre en coche, me da autonomía ya que voy de un lado para otro.

¿Qué opina de la nueva colección de Pedro del Hierro? 

Me ha parecido una colección ponible, muy del día a día de una mujer trabajadora.

¿Qué importancia da a la sostenibilidad y la precisión de la técnica también en el estilo de vestir? ¿Y en su sector?

Creo que cada vez es más importante tener conciencia del medio ambiente y de la sostenibilidad. Nosotros, por ejemplo, hemos cambiado todo los packaging en el take away todos son de caña de azúcar y plástico reciclable, cajas de cartón y bolsas de papel. La comida es muy importante que sea de buena calidad, que es lo que más importancia damos, y ahora con nuestros propios huertos intentamos hacer platos de temporada. Y, en la medida de lo posible, abastecernos de lo que nosotros producimos igual que nuestro aceite es de nuestros olivos, con cero residuos y ecológicos en su totalidad y sin tratamiento.

¿Cómo gestiona la empresa Cristina Oria?

La suerte de que mi marido sea mi socio hace que la gestión de la empresa sea mucho más fácil y llevadera. Es verdad que trabajamos 24 horas, pero al hacerlo los dos juntos lo hemos convertido en una forma de vida, y como es lo que nos gusta y apasiona no nos es tan complicado. Y luego lo que hacemos es estar todo el día dándole vueltas para hacer cosas nuevas y más ahora.

¿A qué retos profesionales se enfrenta, a medio plazo, Cristina Oria?

Ahora mismo y a medio plazo, el reto más importante es la gestión del Covid. Al tener un negocio con muchas áreas de negocio distintas nos ha ayudado a que unas áreas compensen las otras. El catering de eventos, como tal, es nulo, pero ahora hacemos comidas y cenas que no sólo enviamos a Madrid sino a toda España. El gran reto ha sido reinventarse en distintas áreas para seguir teniendo a todos nuestros trabajadores, que son 130, y poder seguir creciendo y haciendo cosas. Creo que nuestros ingredientes fundamentales son la ilusión, las ganas de hacer cosas distintas y las horas de trabajo, evidentemente, pero siempre con ganas de innovar y hacer cosas diferentes.

CRÉDITOS DE LA PRODUCCIÓN. Fotógrafo: Qandcumber; Estilismo: Leticia Riestra; Maquillaje y peluquería: Pilas Vilas.