Primer paso: acceder a la web de Tesla para iniciar el proceso de compra
La compra debe hacerse obligatoriamente a través de la página web de la marca. Una vez en ella, en la parte inferior (donde aparece una bandera de Estados Unidos) has de hacer click en la opción ‘Other Europe’. Actualmente Tesla solo permite adquirir el modelo S o reservar el X. Si te surge alguna duda durante el proceso siempre puedes mandar un mail o rellenar el formulario que ofrece la propia web; recibirás una llamada en español desde el centro de atención al cliente de Tesla. Otra opción es llamar directamente a un concesionario de otro país.

En la actualidad la versión más económica de un modelo S cuesta unos 65.400 euros (IVA e impuesto de matriculación no incluidos). El modelo X cuesta unos 130.000 y para reservarlo es necesario anticipar 4.000 euros en concepto de gastos de gestión.

Segundo paso: reserva
La compra se formaliza con una reserva que irá seguida por un correo electrónico de confirmación y todos los detalles sobre el vehículo. En este momento deberás ingresar 2.000 euros en concepto de fianza; a partir de ese instante cuentas con 14 días para echarte atrás y pedir el reembolso de esta cifra. Pasadas estas dos semanas el pedido se hace firma y arranca la fabricación del Tesla.

Tercer paso: pago
El pago final se realiza en el momento en que Tesla inicia la fabricación de tu automóvil. Se pondrán en contacto contigo antes para cerrar la configuración del coche y firmar un contrato. Una vez hecho esto deberás pagar por transferencia bancaria el resto del dinero.

Cuarto paso: prueba del vehículo
Como habrá muchos que no estén dispuestos a gastarse 65.000 euros en un vehículo que ni siquiera han visto en movimiento, Tesla ofrece la posibilidad de probarlo antes de tomar la decisión final, algo que puede hacerse en cualquier concesionario cercano: Burdeos o Aix-en-Provence.

Quinto paso: ¿plan MOVEA?
El plan MOVEA es un programa de subvenciones que fomenta el consumo de vehículos eléctricos en España. Sin embargo, para que pueda aplicarse el precio del automóvil no puede superar los 32.000 euros sin contar los impuestos. Dado que el modelo más económico del S cuesta más de 65.000 euros, no se cumplen los requisitos para optar a esta subvención estatal.

Quinto paso: entrega del vehículo
Tesla ofrece un envío por camión a los países donde no tiene concesionarios y también da la posibilidad de que sea el propio comprador el que se desplace hasta la oficina central (que se encuentra en la localidad de Tilburgo, Holanda, a 1.600 kilómetros de Madrid). Al ser entregado, el coche Tesla cuenta con una matrícula alemana que tiene una vigencia de dos semanas y un seguro temporal para que el traslado sea posible.

Sexto paso: el papeleo
Una vez recogido el coche, el comprador deberá enfrentarse a la fase más complicada del proceso: un sinfín de lagunas administrativas causadas por el hecho de que Tesla no tiene presencia en nuestro país. La matriculación y el pago del IVA corren a cargo del propietario, para lo que deberá presentarse el modelo 309 por Internet para liquidar el IVA antes de presentarse en tráfico.

Séptimo paso: las revisiones
El mantenimiento es también otro obstáculo, ya que desde Tesla recomiendan que el vehículo pase una revisión anual o cada 20.000 kilómetros y, para ello, su dueño deberá trasladarse al centro oficial más cercano (en este caso, Burdeos o Aix-en-Provence).