5 acciones para mantener la cabeza en su sitio ante el estrés

Existen muchos consejos para desestresarse, pero lo cierto es que la técnica menos conocida hasta ahora, el mindfulness o concentración plena, es la más eficaz al conseguir alterar efectivamente el cerebro. Recientemente, investigadores de la University of British Columbia han reunido los datos de más de 20 estudios sobre la práctica del mindfulness llegando a la conclusión de que la técnica realmente afecta al cerebro y consigue realizar cambios en ocho partes diferentes del cerebro. Con este aval sobre su efectividad, el especialista en inteligencia emocional y colaborador de Forbes USA Travis Bradberry ha reunido 5 acciones de mindfulness para ayudar a mantener la cabeza en su sitio ante situaciones de estrés. Te las revelamos en esta fotogalería.

5 acciones para mantener la cabeza en su sitio ante el estrés

Concéntrate en tu respiración. Siéntate en una silla cómoda con los pies apoyados en el suelo y pasa unos minutos sin hacer nada respirando lentamente dentro y fuera. Pon toda tu atención en tu respiración. Si los pensamientos te distraen de tu respiración, no te preocupes, sólo déjalos pasar y centra de nuevo tu atención en la respiración. Después de un poco de práctica, deberías ser capaz de pasar varios minutos sin hacer nada, sumergido en el acto de respirar y alejado de los demás pensamientos.

5 acciones para mantener la cabeza en su sitio ante el estrés

Ve a dar un paseo. También puedes meditar sólo paseando. Todo lo que necesitas es centrarte en cada paso y en las sensaciones que te rodean (la brisa fresca, el calor del sol o el ladrido de un perro en la distancia). Cuando sientas que otros pensamientos llegan a tu mente, concéntrate aún más en tu caminar. Centrándose en algo cotidiano ayuda a desconectar. Puedes hacer lo mismo cuando te lavas los dientes, te peinas o comes algo.

5 acciones para mantener la cabeza en su sitio ante el estrés

Siente tu cuerpo. Para esto ni siquiera tienes que dejar de hacer lo que estés haciendo. Lo único que tienes que hacer es poner toda tu atención en lo que estás haciendo sin pensar en por qué lo haces, en lo que debes hacer a continuación o en lo que deberías estar haciendo. Ya se trate del teclear en el ordenador o de una postura determinada sobre la silla, centrar la atención en las sensaciones corporales ayuda a despejar otros pensamientos.

5 acciones para mantener la cabeza en su sitio ante el estrés

Repetir una cosa positiva sobre ti una y otra vez. Uno de los principales objetivos de la atención plena o mindfulness es dejar que el humo de los pensamientos se desplace a través de su mente una y otra vez cada día. Curiosamente, una gran manera de hacer esto es elegir un mensaje corto y positivo sobre ti mismo y para repetirlo una y otra vez con cada respiración para mantener la mente espejada. Por ejemplo: “soy capaz”. La simplicidad te mantiene conectado a la tierra en el ejercicio y te mantiene alejado de otros pensamientos negativos ayudándote a mantener el control. Además, estas frases también ayudan a aumentar la confianza en uno mismo, que nunca viene mal.

5 acciones para mantener la cabeza en su sitio ante el estrés

Interrumpir el ciclo de estrés. Cuando te sientas estresado, abrumado o estancado en algo, ese es el momento perfecto para practicar el mindfulness. Deja lo que estés haciendo, deja a los pensamientos fluir y practica tu técnica de atención plena favorita (respirar, caminar o concentrarse en las sensaciones corporales). Unos minutos de esto pueden marcar una gran diferencia en tu estado anímico, pueden ayudarte a volver a la calma y reducir el estrés. Te sorprenderás de los razonables y claras que se ven las cosas tras haber despejado la mente.

[td_smart_list_end]