¿La productividad depende de cómo se vista?

Mark Zuckerberg ya ha asegurado en varias ocasiones que lleva la misma ropa ‘casual’ para trabajar todos los días, ya que le permite centrarse en las decisiones más importantes. A Steve Jobs no le ha causado ningún mal llevar vaqueros todos los días y Richard Branson se niega a usar corbata, símbolo de formalidad. El efecto de cómo viste la gente en relación a su modo de trabajar ha sido objeto de estudio. La Universidad de Hertfordshire pidió a un grupo de personas que llevara una camiseta de Superman y sacó la conclusión de que ellos creían que eran más fuertes. La profesora Karen Pino, al mando de la investigación, señaló que vestirse como Superman se había traducido en mayor confianza y en la creencia de que podrían lograr más. En este sentido, cualquier cosa que la gente asigne a llevar todos los días como uniforme permitirá un trabajo de mayor calidad y mayor concentración.

¿La productividad depende de cómo se vista?

Tim Kitchen es un empresario que dirige su firma de marketing digital, Exposure Ninja, desde su casa. Aún así, siempre se viste formal para trabajar: “Me reúno con mis clientes y empleados por Skype. Para mí el aspecto profesional es tan importante como lo sería en una oficina. Aunque si he terminado las reuniones del día y hace muy buen día, no tengo ningún inconveniente en ponerme unos pantalones cortos y camiseta”.

¿La productividad depende de cómo se vista?

La diseñadora de joyas Sian Bostwick se inspira en algunas de sus historias favoritas y cuentos de hadas y su creatividad se refleja en su colorida ropa de trabajo: “Lo que llevo es una expresión de lo que soy y de lo que hago. Siempre me he vestido de manera creativa y me encanta jugar con los colores”, confirma.

¿La productividad depende de cómo se vista?

Ceri-Jane Hackling, fundadora de Cerub PR, dice que lo que lleva depende de las circunstancias: “Si se trata de un contacto que ya conoces de antes, podré vestir más informal. Pero si se trata de una reunión con alguien que no conozco, por ejemplo un nuevo cliente, por lo general visto formal”.

¿La productividad depende de cómo se vista?

“Como vestimos afecta al modo que los demás nos perciben y creo que en los negocios necesitamos tener buena apariencia. Todo lo que haces se refleja en ti y en tu negocio, por ejemplo el modo de contestar al teléfono”, señala Hackling.

¿La productividad depende de cómo se vista?

Kubi Springer, fundadora de SheBuildsBrands, prefiere moda corporativa, tendencias que encajan con eventos corporativos: “Sabemos que el 80% de la comunicación es no verbal. Mi estilo dice que soy profesional, que conozco mi negocio y que estoy para ser tomada en serio”.

¿La productividad depende de cómo se vista?

Claire Howell, consultora de coaching RedCo, señala: “No hay una segunda oportunidad para causar una primera impresión y la gente te juzga precipitadamente. Vestirse para el éxito es un campo de minas, pero si lo haces bien no hay duda de que mejorará la probabilidad de éxito.

[td_smart_list_end]