Falta menos de una semana para que el presidente electo de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, tome posesión en Washington. Será una ceremonia atípica debido a las medidas de seguridad como consecuencia del asalto al Capitolio y la pandemia de coronavirus.

A diferencia de su predecesor, Donald Trump, al que numerosos artistas, como Los Rolling Stones o Adele, le prohibieron usar sus letras en los actos republicanos, Biden cuenta con el apoyo de gran parte de los músicos del país. Tanto es así que será la mismísima Lady Gaga la encargada de interpretar el himno estadounidense en su juramento.

La ganadora de un Oscar siempre ha mostrado su apoyo a Biden y a la vicepresidenta electa, Kamala Harris. Por su parte, el Comité Inaugural Presidencial declaró que la elección de Gaga se debe a que “trabajó en estrecha colaboración con la campaña It’s On Us del presidente electo Biden para abordar la agresión sexual en los campus universitarios”.

Jennifer López también actuará en el acto pues, según el Comité, ella y su pareja, el exjugador de béisbol Alex Rodríguez, “han sido francos sobre el impacto desproporcionado de coronavirus en los latinos”.

Donald Trump, el gran ausente

El todavía presidente, Donald Trump, confirmó el pasado viernes que no acudirá a la toma de posesión de Joe Biden. “A todos quienes preguntaron, no iré a la toma de posesión el 20 de enero”, escribió en su extinta cuenta de Twitter.

Con este anuncio, que se produjo pocos días después de que los seguidores de Trump asaltaran la sede del Congreso, el republicano rompe con una tradición de más de 100 años según la cual el presidente saliente asiste a la investidura de su sucesor.

A pesar de todas las adversidades, Joe Biden se convertirá en el 46º Presidente de Estados Unidos el próximo miércoles 20 de enero.