1. Inbox, de Google. Se trata de una aplicación de correo electrónico relativamente nueva, que incorpora múltiples funcionalidades novedosas para hacer de tu bandeja de entrada un lugar más accesible y fácilmente manejable. Por ejemplo, destaca las partes importantes de tus emails de forma automática (horas de reserva, fecha del vuelo, etc.) para que no tengas que abrir una y otra vez el mensaje entero. Además, agrupa los mensajes similares, como las promociones, haciendo que el correo no deseado sea más fácil de asimilar. También permite crear recordatorios y alarmas en listas de cosas que hacer. ¿Lo mejor de todo? Que permite hacer ‘snooze’ a los emails para revisarlos después, como Mailbox. Está disponible para Android e iOS.

2. Outlook, de Microsoft. Outlook filtra los emails más importantes y los agrupa en un tablón específico. También permite acceder fácilmente a los archivos, borrar o dejar un email para más tarde. También da la opción de mostrar solo aquellos emails con documentos adjuntos.

3. Spark, de Readdle. Una muy buena opción, y menos conocida, es Spark. Filtra los mensajes y grupos importantes y los separa de aquellos que no son tan relevantes. También permite hacer ‘snooze’ a tus emails y dejarlos para más tarde, una de las características que más gustan del Mailbox. La única pega de Spark es que sólo está disponible para iOS.

4. Gmail, de Google. Con cientos de millones de usuarios, y disponible tanto para Android como para iOS, la aplicación divide tu bandeja de entrada en “Principal”, “Social” y “Promociones”, y además permite ser utilizada desde múltiples cuentas. Su función de búsqueda funciona francamente bien, y aunque es la aplicación más básica, es todo un clásico que no te defraudará.