5 cosas a tener en cuenta antes de comprar una casa

Comprar una casa es un paso muy importante para las finanzas personales de cualquiera, por lo que es una decisión que debe tomarse con cierta cautela y teniendo en cuenta varios factores. En esta fotogalería te recordamos aquello que debes saber o tener en cuenta antes de lanzarte al mercado inmobiliario en busca de un hogar propio.

Comprueba si la casa concuerda con tus planes de futuro Tu primera vivienda no tiene por qué ser la casa en laser la casa en la que vivas el resto de tu vida, pero si debes tener en cuenta si no se te quedará inservible del momento de la compra a dos años. Trata de poner la vista en el futuro y comprar con cabeza.

5 cosas a tener en cuenta antes de comprar una casa

Fíjate en los arreglos que necesita Especialmente si es de segunda mano, olvídate de la pintura, fíjate en los baños, en la cocina, en la instalación eléctrica, en las cañerías… Todos ellos son arreglos bastante más caros que una mano de pintura, calcula si te compensa arreglar o comprar algo nuevo.

5 cosas a tener en cuenta antes de comprar una casa

Calcula los gastos adicionales (y si puedes pagarlos) La comunidad de vecinos, la luz, el agua, la calefacción, el IBI, el impuesto de basuras… Depende de dónde vivas, la suma de los recibos puede costarte al año una gran suma de dinero, calcula si además de la hipoteca puedes hacerle frente a todos ellos.

5 cosas a tener en cuenta antes de comprar una casa

Lee atentamente las condiciones de tu hipoteca y no te quedes con dudas Por ejemplo, fíjate en si incluye una “cláusula de suelo”, es decir, una cláusula por la que a pesar de que los tipos de interés bajaran, seguirías pagan un mínimo de intereses determinado. Esto es legal, pero no beneficioso para ti y las entidades financieras están obligadas a explicártelo.

5 cosas a tener en cuenta antes de comprar una casa

No estás obligado a comprar una casa Aunque en España exista una tradición de compra muy arraigada, lo cierto es que no estás obligado a comprar una casa, así que antes de lanzarte a la piscina: piénsalo muy bien, que el que tiene que pagar eres tú.

[td_smart_list_end]