En concreto, un 88% de los trabajadores españoles encuestados prevén que la situación económica del país experimentará una mejora a lo largo de este año, frente al 56% de la media europea. Este resultado, obtenido en base al análisis de más de 15.000 encuestas a profesionales en activo de 32 países diferentes significa un aumento de diez puntos porcentuales respecto al mismo estudio del año pasado y constituye una clara muestra de la consolidación de la recuperación que experimenta la economía.

Los trabajadores de Portugal, nuestro país vecino, también afrontan el nuevo año con optimismo, tan solo un punto por debajo de España con un 87%. Sin embargo, Francia se sitúa ostensiblemente por debajo con un 41% e Italia con un 51%. En lo que respecta a Alemania, el 53% de sus empleados creen que 2016 será un buen año en materia económica.

Pero país con mayores expectativas de crecimiento en este nuevo año de acuerdo con la visión de sus trabajadores es India, donde un 90% de los trabajadores prevé una mejora en la situación económica. Le siguen de cerca Brasil y México con un 88%, y por lo que España ocupa el cuarto lugar a nivel mundial.