El nuevo punto de venta, en el que la compañía presidida por Isak Andik ha invertido 25 millones de euros, dará trabajo a 60 personas y se enmarca en el proceso que inició la firma en 2013 de potenciar las megastores. El grupo ya tiene 150 tiendas de gran formato repartidas por el mundo.

El vicepresidente de Mango, Daniel López, ha apuntado que la apertura permite a la empresa estar en un “edificio emblemático y zona de gran atracción turística y ahondar a su vez en la estrategia de abrir grandes tiendas en las principales ubicaciones de España”.

Impulso a la tienda virtual

La firma de moda está además impulsando una tienda virtual en Amazon, en la que venderá productos para Reino Unido, Francia y Alemania, países en los que además mantendrá su propia tienda en la web de la compañía.

La compañía presidida por Isak Andik aprovecha lo que se denomina market place, una versión electrónica de los grandes almacenes donde el usuario puede visitar las zonas de las marcas, al estilo de la tienda online de El Corte Inglés. En Reino Unido Mango venderá moda femenina, masculina, de niño y de la línea Violeta, mientras que en Francia y Alemania no se podrá adquirir todavía ropa de mujer.

Mango facturó en 2014 un total de 2.017 millones de euros, un 9,3% más que el año anterior, y logró la mayoría de sus ventas (82%) en el extranjero. Los beneficios de la compañía catalana fueron de 107 millones de euros, un 11% menos que en 2013.