Pero ahora gracias a Carlos Arturo Torres los niños de Colombia pueden llegar a construir sus propias prótesis. La idea en sí es revolucionaria, y no deja de sorprender con unos recursos fácilmente disponibles. Carlos Arturo ha cumplido lo que los psicólogos llaman como el poder de sanación de LEGO.

En Colombia 5.400 niños al año pierden sus extremidades por conflictos armados o accidentes. Esta idea le inspiró cuando hace años vio a una mujer en YouTube construyéndose su propia pierna con piezas de lego. Estas piernas no harían sentir incómodos a los niños, sería una especie de juego. Asimismo, las piezas harían a la gente ver con qué tienen que lidiar estos niños mediante un juego que todos conocemos y que nos recuerda a amigos, familiares o a nuestra familia.

Un estudio arrojó que jugar con colores y formas puede ayudarte a recobrar tus emociones positivas y olvidar lo malo, en esto LEGO también podría ser útil.

Además, económicamente una prótesis normal costaría de 40.000 dólares a 800.000. Sin embargo, su idea de negocio rondaría unos 5.000 dólares con una factura añadida de 1.500 de un enchufe impreso en 3D que anualmente se cambiaría.

El proyecto de Torres sigue en pruebas, pero en diciembre ya será probado por los primeros 10 niños. ¿Será el futuro de la prótesis infantil?

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=4437]