Con el objetivo de estimular la excelencia turística y contribuir a la mejora de la calidad, exclusividad y distinción de la isla, Essentially Mallorca, la asociación que promociona la isla como destino turístico de lujo, ha celebrado la III edición de sus premios.

En la Finca Biniagual y siguiendo las medidas sanitarias requeridas, se ha celebrado la entrega de galardones de la III edición de los Premios Essentially Mallorca. El evento ha reunido representantes del Consell Insular de Mallorca, como el consejero ejecutivo de Turismo y Deportes, Andreu Serra, la directora insular de Turismo, Lucía Escribano Alés y el secretario técnico de Turismo y Deportes, Joan Gaspar Vallori. El director de la Fundació Mallorca Turisme, Miquel Pastor Jordà, también ha participado en la gala de entrega de premios.

Jesús Cuartero, presidente de Essentially Mallorca, ha dedicado unas palabras a la isla, donde asegura que “Mallorca se consolida como un destino idóneo para los turistas que buscan exclusividad y discreción. Estos premios son el reflejo del buen hacer empresarial, empresas locales que apuestan por ofrecer un producto turístico diferenciado, de calidad y exclusivo para satisfacer a todos los públicos”.

Los galardonados

Bodega Can Axartell se ha alzado con el premio al Mejor Lujo Comprometido. Su producción 100% ecológica y responsable con uvas sometidas únicamente a la fuerza de la gravedad conocida como “Método Gravedad” hacen sus vinos únicos y distintivos.

Por su parte, Jardines de Alfabia ha conseguido el premio al Mejor reflejo de la esencia de Mallorca. El legado que representa siglos de tradición de estos maravillosos jardines y casa que combinan el elemento histórico y la integración con el entorno natural lo han convertido en un espacio donde la variedad de estilos no ha supuesto una amalgama, sino una armonía difícil de lograr.

Por último Legends Cup, ganadores del premio a Mejor Embajador de Lujo de Mallorca. Este evento, que se celebra en el Palma Sport & Tennis Club desde hace 6 años, ha llevado el nombre de la isla a nivel internacional con un torneo de primer nivel, consiguiendo posicionar Mallorca en el ‘match-ball‘ de las competiciones deportivas más internacionales.