1. Solo podrás encontrar la motivación en ti mismo. Por mucho que otras personas te apoyen, que también se agradece, tú eres la única persona que va a decidir lo que quieres hacer y lo que no.

2. Intenta ser constante. A pesar de que a veces notes un bajón en tu motivación, no te rindas, porque es la única manera de recuperarla.

3. Márcate objetivos. Tanto profesionales como personales. Si visualizas el final de una etapa, te será más fácil mantener la motivación hasta la meta.

4. Cuídate. No te olvides que la motivación es tanto un estado físico como mental. Nunca te descuides lo más mínimo, lo más importante eres tú mismo.

5. Mantente alejado de personas tóxicas. Parece que hay gente a la que le molesta el éxito de los demás. A esos, mantenlos apartados de tu vida.