Maneras de no ser el típico turista

Si te encanta viajar, pero no te gusta ser el típico turista, este artículo es para ti. Hay personas a las que les gusta conocer los lugares a fondo, hacer viajes largos, sumergirse en la cultura del país al que van y conocer gente autóctona que te enseñe de verdad cómo son las cosas. Si quieres ser uno de ellos, a continuación te damos algunas claves de cómo conseguirlo.

Maneras de no ser el típico turista

Olvídate de hoteles

Si quieres de verdad conocer cómo se vive en un país, el coachsurfing es tu mejor opción, eso o los alojamientos caseros como los que ofrece Airbnb en más de 190 países. Alojarte en una casa del país te ayudará a sumergirte de verdad en su cultura.

Maneras de no ser el típico turista

Come como un residente

No como un visitante. Deja a un lado las recomendaciones de las guías y webs turísticas, sal a la calle y pregunta a la gente del lugar. Probablemente te recomienden lugares mucho más auténticos, mejores y más baratos que los señalados para turistas.

Maneras de no ser el típico turista

Deja la agenda en la oficina

Vas de vacaciones, está bien que quieras ver monumentos y conocer rincones turísticos, pero si la sobremesa en un restaurante se alarga hablando con los dueños del restaurante u otros clientes, quédate, disfruta y aprende de los que te cuenten.

Maneras de no ser el típico turista

Busca un guía autóctono

Las excursiones para turistas están muy bien, pero si te gusta más ir a tu aire, puedes buscar un guía de la zona o preguntar a la gente del lugar, hay personas a las que no les importa indicarte o hacer de guía desinteresadamente un rato e interesante.

Maneras de no ser el típico turista

Practica tus hobbies en la zona

Si te gusta probar cervezas, prueba las de la zona; si te chiflan las tiendas de discos, busca alguna cercana. Este tipo de vacaciones son algo muy típico entre la gente que practica deportes alternativos como el surf, aprende de ello.

Maneras de no ser el típico turista

Piérdete

No hay mejor manera de conocer una ciudad que perdiéndose. Si te olvidas del mapa unas horas y caminas sin rumbo, posiblemente encuentres cosas que no hubieras encontrado de seguir una ruta más o menos turística. ¡Desconecta y disfruta!

[td_smart_list_end]