Hay personas que tienen de forma innata una gran capacidad creativa. Su imaginación vuela sin necesidad de forzarla a que lo haga. Pero muchos otros tienen ésta capacidad algo más limitada. Pero ¡ojo! Puedes desarrollarla un poquito más con unos sencillos hábitos diarios que ejercitarán tu cerebro hacia ese cometido…

1. Lleva siempre un cuadernito encima en el que apuntes todo lo que te apetezca, o hagas el primer dibujo que se te ocurra… No tener un lugar donde plasmar todo aquello que queremos reduce nuestra creatividad de una forma notable.

2. Escribe lo primero que se te venga a la cabeza cuando lo creas conveniente. Aunque sea una tontería, sí.

3. No pases ni un solo día sin escribir algo aunque sean 10 líneas. Reflexiona sobre lo que ha pasado ese día antes de meterte en la cama, escribe un microcuento… Lo que sea, ¡pero hazlo!

4. O sin dibujar… según qué te guste más.

5. Lee, ve al cine, al teatro, a museos… no dejes que tu cerebro se quede anclado y culturízalo a diario.

6. Escucha música nueva cada día.

7. Sé algo más organizado en tu lugar de trabajo, algo que permitirá que las ideas fluyan con más facilidad que si estás rodeado de un caos absoluto.

8. Descansa mucho y bien. Si no lo haces, ¿cómo vas a rendir mentalmente? Todo genio necesita un descanso…

9. ¡Y come sano! La comida influye muchísimo en nuestro cerebro, así que intenta comer de una forma sana y equilibrada.

10. Viaja todo lo que puedas (y más)… en los viajes se aprende muchísimo, se abre nuestra mente de una forma inimaginable. Prueba a quitarte de caprichos innecesarios y ve guardando ese dinero en una hucha para luego darte un buen viajecito.