1. La foto de la playa o con tu novio/a
¿Es esto Facebook? ¿No, no? Pues entonces quita esa foto tuya recortada, esa foto típica de las vacaciones o esa que tienes puesta con tu novio o novia. Pon una seria, profesional, con un fondo neutro.

2. Estado: “desempleado”
Si lo que estás buscando es trabajo, aunque parezca ilógico, no pongas la palabra “desempleado” o “parado”. Mejor sustitúyelo por algo así como “en busca de nuevos retos…”

3. Palabas típicas y aburridas
“Apasionado”, “creativo”, “trabajador”, “extrovertido”… tira esas a la basura y sustitúyelas por otras más llamativas y más concretas.

4. Quita todas las frases que tengas en tercera persona
Por favor, habla de ti en primera persona. Hacerlo en tercera suena pedante, engreído y poco creíble. Hay personas que tienen la manía de hacerlo pero es totalmente contraproducente.

5. Adiós a las mentiras y las exageraciones
De verdad, que mentir es muy malo. Y en el ámbito profesional, todavía más. No inventes ni exageres, porque irá en tu contra antes o después. Así que quita ese grado de más que te has puesto en inglés o ese nivel avanzado de un programa que has tocado dos veces. Vamos…

6. Quita las telarañas…
Es decir, que quites ahora mismo todo lo antiguo, que actualices el contenido, la foto, tus aptitudes… Dale un lavado de cara a tu perfil y conviértelo en uno mucho más atractivo.