Las materias primas con las que se realiza vienen del sur de Suecia. Y todo el proceso de producción se realiza dentro de un radio de 25 kilómetros de la destilería original de Absolut en Åhus. Ciudad con una gran tradición en la elaboración del vodka que se remonta a hace más de 400 años. Allí conviven las típicas destilerías con la tecnología más moderna.

Y todo se hace gracias a un trigo de la más alta calidad de Suecia: trigo de invierno de un solo año. Este trigo proviene exclusivamente de Råbelöf, una finca que tiene uno de los mejores suelos para el cultivo de trigo en Suecia. El cereal cultivado en esta ciudad contiene el perfecto equilibrio de almidón y proteína para la producción de un vodka perfecto.

Una vez cosechado, el trigo se transporta desde Råbelöf a Nöbbelöv, donde se muele y se convierte en alcohol en bruto. ¿Cuál es el siguiente elemento fundamental? El agua. Absolut afirma rotundamente que toda el agua que se utiliza viene ni más ni menos que de un pozo propio: una profunda perforación ubicada en las destilerías que extrae agua directamente de los mantos acuíferos. Después es tratada con una serie de pruebas que miden, entre otras cosas: nivel de pH, presencia de bacterias y contenido de minerales.

Elyx se hace en alambiques de cobre que se envuelven en madera para su aislamiento. Los ingredientes de Elyx pasan a través de un filtro de anillos de cobre que absorben compuestos sulfúricos no deseados. Absolut Original también utiliza este proceso, pero Elyx pasa a través de anillos de cobre nuevos que se utilizan una sola vez. El cobre cataliza naturalmente compuestos en el alcohol, purificando el vodka y agregando una textura suave.

En definitiva: este vodka hecho para paladares de lujo es el resultado de trigo de la mejor calidad, operación manual y el antiguo proceso de catalización de cobre.

También te interesa…