Las redes sociales han abierto unas vías de comunicación que no existirían sin la presencia de estas plataformas. Una “comunicación humana” implica una auténtica conversación bidireccional, donde la escucha activa, la empatía y el apoyo son elementos fundamentales. Se oye mucho de la especulación de que la comunicación se está convirtiendo en un arte perdido. Pero que cambien las formas no es el fin de ningún arte.

La Universidad de Florida publicó una infografía que ilustraba cómo comunicarse efectivamente con los Millennials en los ámbitos laborales. La investigación indicaba que el 59% se comunicaban a través de aplicaciones móviles y el 14% cara a cara. Sí, eso es diferente al modo en que lo hacía los Baby Boomers o la generación X, pero la comunicación humana sigue siendo vital para la existencia.

Es un hecho que las redes sociales hayan cambiado radicalmente la forma en que nos comunicamos, pero hay cinco razones que explican por qué no es el fin de la comunicación real.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11459]