Opel presenta el nuevo Mokka, el modelo de la casa alemana que ha sido el elegido para presentar por primera vez el innovador Opel Vizor, un revolucionario frontal que muy pronto se incorporará al resto de modelos de la marca, así como el nuevo cockpit totalmente digital, denominado Pure Panel.

Además, como adelanto de la próxima y completa renovación estética de los signos de identidad de la firma, el emblema del Mokka ha sido rediseñado con una tipografía especial y reubicado en el centro del portón trasero, debajo del rayo de Opel, que también ha sido modernizado. Pronto, esta nueva imagen se incorporará a todos los nuevos modelos del fabricante alemán.

El rayo dentro del círculo ha decorado todos los modelos de Opel desde 1963, aunque, dependiendo del modelo y año de fabricación, los emblemas han ido variando ligeramente.

En 1970 ya se establecieron unas pautas claras de diseño para todas las áreas de la empresa, una estrategia estética que se mantuvo hasta 1987, cuando este diseño corporativo fue revisado por primera vez.

En el nuevo milenio tuvieron lugar otras modernizaciones, como la adopción de una forma tridimensional en el logotipo de la empresa y los emblemas de cada modelo, con el fin de hacerlos cada vez más cercanos.

A partir de 2016, todos los modelos de Opel fueron adornados con un rayo cromado esculpido con precisión, aunque poco más tarde, en el verano de 2017, el logotipo oficial de la compañía se diseñó con una forma más moderna y plana.

Ahora, ha llegado la hora de un nuevo lavado de cara de la firma alemana con el rediseño del tradicional logo del rayo y la futura incorporación a todos sus modelos. Esta nueva imagen, diseñada para encajar perfectamente en el innovador frontal Opel Vizor, que del mismo modo se irá incorporando a los nuevos vehículos de Opel, también ha sido pensada para funcionar como logotipo bidimensional para publicidad y comunicación digital.