Los viajes y los posibles remedios al jet lag existen desde tiempos inmemoriales, pero no existe todavía un remedio universal. Cada persona es un mundo y las posibilidades que tiene de “curarse” del jet lag son infinitas y variopintas según el individuo. Pastillas para dormir, alcohol, Viagra… Existen todo tipo de remedios y todo tipo de efectos secundarios.

Para evitar que el organismo de los viajeros se resienta por los remedios caseros extraños, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha creado una aplicación móvil llamada SkyZen que combate el molesto jet lag.

Este sistema actúa junto a la pulsera de estado físico Jawbone que se encarga de monitorear la actividad de los pasajeros y su sueño, o ausencia de él, antes, durante y después del viaje. Además, la aplicación incluye consejos para combatir el futuro jet lag y evitar que haga mella en el cuerpo.

Cada pasajero debe incluir los datos de su vuelo y, además de cuándo dormir, la ‘app’ les aconsejará cuándo y qué comer. El objetivo de todos estos consejos no es otro que evitar que el ritmo circadiano, más conocido como nuestro reloj biológico, se vea interrumpido.

El timo circadiano es el responsable, entre otras cosas, de los patrones del sueño, la presión sanguínea y el apetito, las tres importantes a la hora de adaptarse a un cambio horario sin desorientación y fatiga.

Por el momento no se sabe exactamente la efectividad real de SkyZen, ya que son pocos los usuarios que han realizado reseñas sobre la aplicación, pero está disponible desde hace algún tiempo, gratuitamente, en iTunes. Tampoco existe aún una versión para Android ni funciona con otra pulsera de estado físico que no sea la de Jawbone, pero la IATA prevé sacar versiones para Apple Watch y Fitbit.