Cuando en 2016 se lanzó el SEAT Ateca revolucionó el mercado aportando una nueva dimensión al concepto de SUV compacto. Espacioso, práctico y versátil, era la combinación perfecta para una vida urbanita. Desde su presentación se han vendido más de 300.000 unidades del Ateca, un enorme logro para un modelo de este tipo. Ahora se renueva y ese estilo único, ese carácter tan bien definido y su emocional diseño se acentúan con un nuevo restyling que le aporta una estética aun más atractiva, siempre en consonancia con el nuevo lenguaje de diseño de la compañía, la última tecnología de vanguardia en cuanto a seguridad y confort, y un aumento de la eficiencia de sus motores; todo, construido sobre los atributos del Ateca, que han convertido al primer SUV de SEAT, en todo un ejercicio de éxito comercial.

El Ateca conserva su presencia general ancha, musculosa, ayudado por sus dimensiones, que han crecido ligeramente en longitud. El frontal recibe una fisonomía nueva, que añade el nuevo lenguaje de diseño de SEAT, formado en parte por la inclusión de un nuevo paragolpes y faros Full LED de nuevo diseño. En la trasera el diseño se ha cincelado para enfatizar los potentes hombros del SUV y esconder su impresionante espacio de carga de 510 litros. La oferta más novedosa de acabado es la XPERIENCE, que proporciona un toque de carácter aún más off-road al vehículo, añadido a la sensación de versatilidad, libertad y aplomo. El diseño interior del SEAT Ateca resulta extremadamente coherente con el exterior, ofreciendo un habitáculo elegante, refinado, con una sensación dinámica.

“El Ateca se ha convertido en uno de los vehículos de mayor éxito de la marca. El nuevo SEAT Ateca 2020 es una evolución del producto original y tiene el objetivo de continuar con su éxito, consolidando nuestra posición en uno de los segmentos más importantes del mercado”, ha declarado Carsten Isensee, presidente de SEAT y vicepresidente de Finanzas e IT.

Reforzando un modelo de éxito

El renovado SEAT Ateca está totalmente conectado para mantener al conductor siempre vinculado a su vida digital. Integra conectividad a bordo –funciones y servicios online, tecnología Full Link mediante acceso inalámbrico a Android Auto y a Apple CarPlay– y conectividad fuera del coche con SEAT CONNECT, que permite gestionar algunas funciones del modelo de forma remota desde el móvil y acceder a los datos del vehículo (ubicación, estatus del coche, alertas de velocidad y antihurto…). En el centro de todo está el Digital Cockpit de SEAT, que aúna un cuadro de instrumentos de alta resolución de 26 cm (10,25”) configurable por el usuario y el sistema de infoentretenimiento, que incorpora de serie una pantalla de 21 cm (8,25”), mientras que la pantalla más grande de 23,4 cm (9,2”) ofrece navegación y control por voz natural para simplificar la interacción del usuario. Para mayor sencillez, el nuevo Ateca incluye conectores USB de tipo C iluminados que facilitan la conexión y la recarga sin complicaciones.

Para ofrecer al conductor una protección óptima en cualquier situación, el nuevo SEAT Ateca combina los sistemas de asistencia más avanzados: control de velocidad de crucero adaptativo (ACC) y predictivo, asistente de viaje, asistente pre-colisión, de emergencia y asistente lateral y de salida. Dispositivos que hacen de este modelo uno de los vehículos más seguros y cómodos del segmento. “Desde la habilidad para ofrecer una conducción automatizada supervisada en ciertas situaciones hasta ayudar al conductor cuando desaparca, el nuevo SEAT Ateca proporciona mayor tranquilidad tanto a conductores como a peatones”, ha señalado Axel Andorff, vicepresidente ejecutivo para Investigación y Desarrollo en SEAT.

Este Ateca está equipado con una serie de motorizaciones nuevas y optimizadas, en gasolina (TSI) y diésel (TDI), que reducen su impacto sobre el medio ambiente con emisiones más bajas en comparación con su predecesor. Un 1.0 de tres cilindros, que produce 110 CV de potencia, acoplado a una transmisión manual, que lleva la eficiencia a un nuevo nivel en motores de esta cilindrada. Con una potencia de 150 CV, el 1.5 de cuatro cilindros está disponible con transmisiones manual o automática DSG de doble embrague. La opción de gasolina más potente es un 2.0 de 190 CV, siempre acoplado a una transmisión de doble embrague DSG y al sistema de tracción integral 4Drive. El diésel continúa siendo una tecnología clave en la gama de motorizaciones del Ateca, y con la introducción de la nueva versión, la oferta ha sido ajustada para ofrecer un mayor equilibrio entre dinamismo y eficiencia, tanto en su motor 2.0 TDI de 115 CV como en el 2.0 TDI de 150 CV.