Las pegatinas de ‘It’s Not Arroz 3 Delicias Area‘ presentes en el cuidado packaging de la propuesta a domicilio del restaurante Don Lay son toda una declaración de principios. Porque se trata de un restaurante chino, sí, concretamente cantonés, pero muy poco tiene que ver con esos establecimientos de farolillos rojos que tanto proliferaron unas décadas atrás en nuestros barrios. Esto es otra cosa muy distinta. Una propuesta de gastronomía cantonesa de verdad. Y lo lleva siendo, en realidad, desde hace 18 años, cuando abrió sus puertas en su primera ubicación de Puerta de Toledo (aquella que echó el cierre en 2015).

En estas casi dos décadas, su creadora, Nieves Ye, ha demostrado saber adaptarse a cada situación. Primero con la reapertura del restaurante el pasado verano con un ambicioso proyecto de interiorismo en pleno Barrio Salamanca, y desde hace unas semanas con el lanzamiento de Don Lay, un nuevo servicio de delivery y take away.

Prepara los palillos

Y aunque la verdad es que merece mucho la pena pasarse por el enorme y luminoso local de la calle María de Molina donde se encuentra el restaurante hoy, Don Lay  es una estupenda opción para esos días en los que nos atrapa el sofá. Se trata de una  refinada propuesta que recopila los grandes éxitos del restaurante que mejor se adaptan a este formato. Su extenso apartado de dim sums ofrece clásicos como los hakao de langostino con tinta de calamar, el canelón al vapor de char siu (carne de cerdo marinada en salsa dulce y laqueada al carbón) o los guo tie de ternera con col china encurtida.

En el apartado de entrantes, destacan la ensalada de espinacas y tofu y la ensalada de oreja de madera, que preceden a hits del restaurante como la berenjena cantonesa en salsa con lomo de cerdo y migas de bacalao, el pollo de corral al wok cantonés con picante kung pao o su particular versión del cerdo agridulce con piña laqueada.

Para completar, pasta fresca elaborada cada día en Don Lay con verduras de temporada y salsa XO, y dos opciones de arroz distintas: salvaje venere al wok con verduras, langostino, carne de cerdo marinada y porra china; o cantonés con arroz variedad jazmín acompañado de carne de cerdo marinada y huevo.