Diferénciate y vencerás. Este podría ser el lema del marketing actual. Las grandes competencias entre empresas y la rivalidad entre marcas han hecho de la diferenciación un factor decisivo. Además, actualmente destacar en un solo ámbito no es suficiente: hay que ser multitarea. ¿Cuáles son los principales consejos para encontrar el éxito en la diferenciación del resto?

Ofrecer un precio más bajo. De acuerdo, suena obvio, pero una vez que la oferta se incrementa y la gente encuentre similitudes entre los productos, se decantarán por los que tienen un precio más asequible.

Asimismo la innovación se convierte en un factor decisivo. ¿Y cómo se fomenta? Con una cultura de la creatividad que sea impuesta desde las esferas superiores a los empleados del corporativo. Tampoco tenemos que olvidar el hecho de que los resultados se obtienen a través de la confianza que los clientes perciben, y esta se potencia gracias a la calidad que ofrecemos de nuestros servicios. Sacrificar ésta por ahorrar una cantidad de dinero podría ser un acto contraproducente a corto plazo.

Por otro lado, se hace necesario innovar en el modelo de negocio. Cómo y de qué forma vendes tu producto es en ocasiones tan importante como el servicio en sí. Arriesgar es una tarea obligada para cualquier emprendedor que quiere diferenciarse.

Por último, la imagen de la empresa contará más de lo que crees. Qué diseño y forma de consumo ofreces hará que el consumidor o cliente que ha acudido a ti vuelva en una segunda ocasión. Pero no olvides que el diseño no es sólo la imagen, sino todo el proceso que el cliente último tiene que atravesar para poder disfrutar de lo que ofertas –que tras estos pasos, será novedoso sin duda alguna-.