La Casa Real está de estreno. Los reyes Felipe y Letizia han visitado Sevilla en un Mercedes valorado en 549.945 euros (454.500 euros sin impuestos), según publica El Español.

Este vehículo de última generación es un Mercedes-Benz Clase S, un modelo que, hasta ahora, no había sido utilizado por la Casa Real, caracterizado por tener el mayor blindaje posible desarrollado por la firma alemana.

Para conseguir este nivel de blindaje desde Mercedes-Benz señalan que todos los elementos importantes de protección, que están en las puertas, en la parte trasera, en los laterales y en el techo no se instalan una vez fabricado el vehículo; sino que se ensamblan durante la producción del mismo.

Según matiza la marca germana, estaríamos hablando de una protección VR10, que permite soportar, entre otros, un ataque con rifles de asalto y balas de acero endurecido. Además, también puede soportar explosiones en sus bajos.

Mercedes Clase S Berlina. Foto: Mercedes Benz

Para lograr esa capacidad de protección cuenta con aceros específicos, así como diferentes materiales entre los que se encuentran la aramida, el polietileno o bien el policarbonato de las ventanas.

Con un tamaño enorme (5,45 metros de largo) y una distancia entre ejes también superlativa (3,35 metros) este S 600 Guard incorpora un motor de 12 cilindros con seis litros de cilindrada y 530 CV. Este Mercedes ha sido elegido en numerosas ocasiones como un modelo de representación para los principales líderes políticos, entre los que se encuentran por ejemplo, Angela Merkel.

Alto blindaje

La compra de este vehículo se realizó a mediados de 2019 y no ha sido hasta el pasado mes de marzo cuando se ha conocido el valor del mismo.

La adquisición de este Mercedes-Benz Clase S a a Mercedes Benz Retail S.L. era comunicada por el Parque Móvil del Estado el verano pasado en el portal de transparencia.

El vehículo se adquirió con el fin de que estuviera al servicio “de forma preferente” del Rey, de la Familia Real en sus viajes y desplazamientos oficiales. También se utilizaría en los movimientos de otros jefes de Estado extranjeros en sus visitas a España.