Por cuestiones evidentes, no todos disponemos de un fotógrafo personal que nos haga el retrato perfecto, pero con lo que han avanzado las cámaras de los smartphone en los últimos tiempos, podemos hacernos nosotros mismos una buena foto para nuestro CV online. Y para ayudarte en esta tarea, LinkedIn ha creado la para hacer el #WorkSelfie perfecto.

Asegúrate de destacar por encima del fondo
Para ello, escoge una pared blanca o un fondo liso y de un color claro, sin imágenes o logos. El objetivo es que al ver la foto la atención se centre en ti, no en lo que tienes alrededor.

Utiliza luz natural
Trata de mantenerte alejado del flash. Las ventanas orientadas al sur son perfectas para este tipo de fotos, la luz le dará de frente y no harán falta encender ninguna lámpara. Eso sí, procura que no te dé directamente la luz del sol, evitarás sombras.

Pon el temporizador
Evita el “brazo-selfie” y la cámara delantera. A pesar de que algunos smartphone tienen cámaras delanteras de gran calidad, lo más aconsejable es utilizar la trasera. Improvisa un trípode y pon el temporizador para que te dé tiempo a posar bien.

Coloca la cámara a la altura de los ojos
El ángulo es muy importante en la fotografía, pero en una en la que además tienes que dar buena impresión como es el #WorkSelfie, lo es mucho más. La cámara al nivel de los ojos es el punto perfecto para conseguir una foto adecuada.

No te coloques en el mismísimo centro
Encuadrar bien la foto también es importante y al contrario de lo que muchos piensan, colocarse exactamente en el centro no es lo correcto. Si la foto se dividiera en 9 partes, tus ojos deberían quedar en la parte inferior del cuadro central de la primera línea empezando por la parte superior de la foto.

Nada de morritos, “party-selfie” o similares
En la boda de tu prima estabas muy guapo/a, pero un selfie de ese día no es lo más adecuado para tu perfil de LinkedIn, y menos aún uno con morritos, en el coche con el cinturón puesto o similares. Aunque parezca imposible, hay gente que pone fotos así.