El éxito es caprichoso e internet también. A diario son expuestos en la red millones de vídeos que, bien producidos, se convertirán en un fenómeno 2.0 cruzando fronteras y culturas. Todos tenemos las herramientas para hacer de nuestro clip un video viral pero, ¿cuáles son las pautas para desarrollarlas?

Según expertos en redes sociales, debes de captar la atención del espectador en los primeros siete segundos de tu vídeo, de otro modo podría abandonar la visualización de forma instantánea. Por supuesto la historia narrada debe tener un contenido interesante, y si es contada de una forma divertida, mucho mejor –los videos más virales son bromas-.

Por otro lado, tendrás que mantener la atención del usuario de manera constante, no solo en intervalos, esto requiere un guion elaborado. Asimismo, se ha comprobado que los vídeos con participación animal son más vistos, ¿apelará esto a nuestras emociones de algún modo?

Además, una buena ayuda sería presentar un rostro famoso en tu vídeo, que haría de nexo de unión entre espectador y tú creando un vínculo o interés común.

Y como no, la herramienta más valorada es la imaginación: sorprende como nadie lo hizo antes al mismo tiempo que emocionas. La emoción ayudará a la persona que ve tu vídeo a compartirlo.

Por último, sé breve. Bueno y corto, dos veces bueno dicen. El clip no debería de durar más de tres minutos, con claras excepciones. ¿Estas ya listo? ¡Coge la cámara y lánzate al estrellato de la red!