…y es que corres el riesgo de, entre otras cosas, deje de verse la línea que separa tu vida íntima de tu vida pública(de lo que realmente queremos compartir con los demás). Cuando perdemos la intimidad en las redes sociales estamos deshaciéndonos de una de las cosas más importantes que tenemos en la vida, que es precisamente esa.Recuerda: las redes sociales no son tu diario personal. Evita las publicaciones constantes.

Además procura no tener discusiones, hacer críticas hacia otras personas o hacia tu trabajo, o expresar de una forma exagerada (en tono, tiempo o forma) tus ideales políticos o religiosos, sobre todo si son posturas algo extremas.

Por supuesto que las redes sociales son una genial herramienta de comunicación social, así que puedes usarlas para compartir fotos cuando salgas con tus amigos. Muchas personas dicen que Facebook es el nuevo “álbum de fotos familiar”, un nuevo concepto para guardar nuestros momentos y recuerdos como antes lo hacíamos metiendo nuestras reveladas fotos en los compartimentos de ese álbum de papel, plástico y cartón.

No olvides que las redes sociales sí son una estupenda herramienta de trabajo, tanto para encontrarlo como para expandirlo o darnos a conocer. LinkedIn y Twitter son perfectas para tener un perfil algo más “serio” (sobre todo la primera). Es una perfecta forma de darle un empujón a tu carrera laboral.

Usar las redes sociales con responsabilidad es criterio y elección de cada uno, pero lo que está claro es que pueden ser nuestro mejor aliado o peor enemigo en función de nuestra elección.