Según el medio de la institución Journal Physiology, una copa de vino podría equivaler a una hora de ejercicio. Esto lo atribuyen a que un trago de esta bebida mejoraría el rendimiento muscular, cardiovascular y el físico.

El componente estrella de este líquido es el resveratrol, que proporciona mejoras similares a una hora de entrenamiento. Aunque claro, solo deberá de ser una copa de tinto diaria.

Así que ya sabes, si tenías dudas sobre qué elegir en la carta del menú, un trago tan español como el vino tinto podría ser tu mejor opción dietética.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11416]