La cuarta entrega de Parque Jurásico (1993) que ganó tres premios Oscar, está levantando demasiada expectación pero, ¿qué sabemos de ella?

El guion nos narra cómo 22 años después del altercado de la primera entrega, donde John Hammond creó un parque de atracciones donde se desató el caos, se presenta un parque nuevo y totalmente funcional… con más dinosaurios. ¿Y qué tiene de nuevo?

La genética modificada vuelve a ser la estrella del filme, ya que con ella crearán a un nuevo dinosaurio, híbrido entre velociraptor y T Rex, que atraería a numerosos visitantes y que, tras un fallo de organización, se escapa. La historia nos recuerda demasiado a la primera entrega, donde un desbarajuste era el inicio del final.

A esto se le debe sumar siete nuevos tipos de animales prehistóricos que ya han sido presentados ante los medios. Cine catastrofista y de mutación, así podríamos definir a este futuro taquillazo que hará las delicias de los amantes del cine noventero. Universal, la productora del largometraje, da píldoras de información sobre el nuevo parque, pero lo que sí es seguro es que la versión en 3D no escatimará en gastos.

Pensada desde 2004 y grabada en Hawai durante el pasado año, aún no se ha estrenado y ya se piensa en una secuela. Será que el señor Spielberg huele a éxito en la taquilla, y otra cosa no, pero visionario comercial siempre fue. Habrá que esperar.