Por eso, es recomendable hacerse preguntas a menudo, detenernos a pensar sobre nosotros mismos. Nuestro momento egocéntrico que nos ayudará a conseguir mayores logros. Os vamos a presentar 7 preguntas que las personas exitosas deben hacerse a sí mismas.

1. ¿Estoy haciendo lo que me gusta? El éxito no siempre es sinónimo de hacer lo que a uno le completa, aunque desde fuera se pueda ver así.

2. ¿Estoy tomando riesgos? Es muy importante salir de la zona de confort para poder crecer como profesional y como persona.

3. ¿Mantengo el equilibrio entre mi vida personal y laboral? El verdadero éxito se logra manteniendo ese equilibrio.

4. ¿Me he perdonado mis propios errores? Esa es la única forma de lograr avanzar.

5. ¿Estoy dando lo mejor de mí? Eso no quiere decir que hayas llegado a tu “tope”, pero sí que te estás esforzando al máximo.

6. ¿Estoy ayudando a otras personas? Quizá sea lo más reconfortante tanto a nivel personal como profesional, saber que estás ayudando a otros.

7. ¿Estoy satisfecho conmigo mismo? La pregunta más importante de todas, porque lo que realmente importa es estar cómodo con uno mismo. Por mucho que el resto de personas te admiren, ninguna opinión vale tanto como la tuya.