El intrusismo siempre ha existido, y existirá. El éxito entre famosos es sinónimo de versatilidad, del cine al estudio musical, de la televisión a la gran pantalla o, en este caso, del campo de fútbol o cancha, a portadas de revistas. ¿Es este extraño maridaje rentable para las firmas?

Normalmente, sí. Una cara conocida abandera una campaña, e incluso acaban siendo el buque insignia de la compañía. ¿Comprarías una prenda por el mero hecho de que tu deportista favorito lo avale? Y más allá, ¿acaban siendo profesionales estas campañas? Depende de la actitud y la aptitud del chico en sí. Júzguelo usted mismo…

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11406]