Cómo no, tenía que proceder de China, eso es así. La empresa que ha realizado este prodigio tecnológico se llama WinSun Decoration Design Engineering Co. Pero el nombre es lo de menos, lo importante es que ha conseguido construir una “casita” de, ni más ni menos, que 3.600 metros cuadrados gracias a una impresora 3D.


Techspot asegura que no se sabe realmente el porcentaje de éste lugar hecho mediante impresión 3D, pero que los muros, paredes y techos si fueron construidos así, y que las ventanas, los pasamanos, etc. fueron hechos de forma artesanal.

¡Ah! También han construido un edificio de cinco plantas con el mismo método. Además, recordar que esta misma empresa china fue la que, si echamos la vista atrás construyó (hace un año más o menos) un pequeño pueblecito de casas en apenas un par de días con, también, una impresora 3D.

¿Qué será lo próximo con lo que nos sorprenderán?