El vuelo hará su recorrido entre Viena y Bratislava, las capitales de Austria y Eslovaquia. Entre las dos sólo hay 48 kilómetros, de ahí la irrisoria duración de este curioso vuelo. FlyNiki es la compañía fundada por el expiloto de Fórmula 1 Niki Lauda, que a su vez es propiedad de la gigante de aerolíneas Etihad Airways, de Emiratos Árabes.

Ya está vendiendo los billetes de ida por unos 30 euros aproximadamente, es decir, la mitad de lo que vale viajar en tren. Y aunque pueda parecer más una broma que algo real o simplemente algo útil, parece que la empresa tiene grandes razones para llevar a cabo este trayecto de avión.

Y es que según el blog City Lab, una de esas razones es la conexión de un aeropuerto muy pequeño con uno grande (el de Bratislava con el de Viena), permitiendo de esta forma a muchas personas viajar al resto del mundo gracias a esta fácil conexión.

“El aeropuerto de Bratislava se incorpora a un sistema de distribución mundial por primera vez en la historia, y un vuelo hacia o desde Bratislava se puede reservar desde prácticamente cualquier lugar del mundo. Esto no era posible hasta ahora”, dijo Ivan Trhlík, gerente del aeropuerto de Bratislva.