¿Posponer cosas puede resultar productivo?

Depende el qué, por eso os vamos a mostrar una serie de situaciones o actividades que no importa que se pospongan. Ya que muchas veces debemos dar prioridad a lo más importante.

Si se produce una dilación estructurada, no hay problema en posponer. Lo que ocurre, es que muchas personas no son conscientes de lo que es importante y lo que no. Entonces empieza a correr riesgo su equilibrio entre el trabajo y la vida personal, en incluso su salud.

A continuación os vamos a mostrar una serie de circunstancias que no importa que pospongáis, pero como todo, sabiendo si es verdaderamente importante o no. Ahora no comencéis a no realizar las siguientes actividades, debéis ser conscientes de su importancia.

¿Posponer cosas puede resultar productivo?

1. Una reunión que no es altamente necesaria. Muchas veces acudimos a reuniones solo por hacer “acto de presencia” y que realmente no van a aportar nada nuevo a nuestro trabajo.

¿Posponer cosas puede resultar productivo?

2. Eventos de networking. Excepto si sabes que va a acudir alguien con quien estás ansioso de contactar. No pasa nada porque un día no acudas.

¿Posponer cosas puede resultar productivo?

3. Actualizar las redes sociales. Está bien que quieras tener presencia online, pero no lo tomes como algo prioritario. No te angusties porque un día no publiques en tus redes. Incluso puede que te ayude a desconectar y rebajar los niveles de estrés.

¿Posponer cosas puede resultar productivo?

4. Ayudar a otras personas. Si estás buscando lo que puedes aplazar de tu propio trabajo, ¿cómo vas a encargarte del de los demás? En estas ocasiones no está mal ser un poco egoísta y mirar por uno mismo.

[td_smart_list_end]