Una de las razones por las que puede haber este predominio de diestros es la división de hemisferios para poder hacer uso de ambos y atender a más de una acción. Este factor está ligado al paso de caminar a cuatro patas a mantenerse erguido sobre dos ya que la postura vertical crea la necesidad de establecer un predominio de uno de los lados.

Otros investigadores mantienen que el predominio y especialización de la mano derecha viene provocada por la evolución del lenguaje dado que el procesamiento lingüístico se produce, incluso en un mayor porcentaje que la elección de mano, en el hemisferio izquierdo del cerebro lo que podría haber sido el desencadenante del gran número de diestros.

Estas teorías no pueden demostrarse completamente y el uso de las manos puede ser, sólo, una consecuencia accidental del diseño de nuestros cerebros ya que demostrar cualquiera de las hipótesis anteriores es muy complejo. Con todo, las personas zurdas suelen recuperarse más rápidamente de los daños cerebrales que el resto y suelen tener ventaja en las peleas y deportes de combate. Romper con la norma siempre tiene ventaja.