Ambas empresas cuentan con una gran tradición que aúna calidad y una larga herencia. Barbour Internacional nació en 1936 a raíz de una prueba de motocicletas de la que heredó el nombre. Esta firma lleva ya cinco generaciones cuidando el estilo y detalles de la marca de aire británico con unos productos que hacen la delicia de cualquier apasionado del motociclismo. Por su parte la gama Imperial de la afamada Ron Barceló es una de las bebidas más elegantes, sutiles y con personalidad que ofrece la marca. Con matices de vainilla y otras especias florales este ron tostado destaca por su combinación de ligereza y suavidad.

El exclusivo producto surgido de la unión de estas dos importantes compañías se podrá adquirir en edición limitada en las tiendas Barbour Internacional de Madrid, coincidiendo con las fechas de compras navideñas de este mes de diciembre.