Es de vital importancia porque cada función de nuestro cuerpo depende de esta energía. Si las células de tu cuerpo no usan de la forma más eficiente la energía tus funciones corporales no estarán operando correctamente.

Te dejamos una serie de pautas a seguir para mejorar tu metabolismo:

1. Reduce los niveles de estrés
El estrés es uno de los principales causantes de un metabolismo lento, hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de estrés; físico, emocional, por falta de sueño o por malos hábitos alimenticios. Tienes que hacer una observación de tu vida para saber cuál es la que más te afecta y también saber cuáles son las situaciones diarias que más estrés te causan.

2. Duerme
Duerme adecuadamente, suficientes horas para sentirte descansado. Está comprobado que dormir mal aumenta los niveles de estrés, si duermes mal tus niveles de cortisol se verán afectados.

3. Come bien
Deja las dietas milagro y aliméntate bien. Lo mejor es que tengas una dieta equilibrada, que te dote del aporte calórico necesario para tus actividades diarias. Recuerda que estar bien alimentado hace que estemos menos cansados.

4. Observa tu proceso intestinal
Es necesario tener un sistema gastrointestinal que funcione correctamente, si no es tu caso, acude con un especialista para poder mejorar este aspecto ya que es fundamental para un buen metabolismo

5. Ejercítate pero no en exceso
Si como la mayoría no duermes adecuadamente y tu alimentación no es la mejor, no te excedas haciendo ejercicio, hazlo de una forma moderada de acuerdo a tu vida. Si quieres hacerlo más intensamente tendrás que modificar tu dieta por una adecuada a ese desgaste calórico y necesitarás más horas de sueño.