La banda sonora perfecta para el día en que ascienden a tu mejor amigo en Price Waterhouse, para el momento de la boda en el que todavía nadie te ha hecho entrega de ese contundente sobre, para el momento en el que firmas la hipoteca de tu nueva y definitiva casa y, sobre todas las cosas, para el momento en el que te toca la lotería.

Dejemos volar (y brillar) nuestra imaginación y cantemos juntos: ¡Money, that’s what I want!