La diversión pasa factura. Puede que un buen bloody mary al despertar reavive el espíritu, pero las señales que los excesos provocan en la piel, no hay quien las mitigue. El alcohol deshidrata el organismo dejando una huella indeleble en la piel, aparecen rojeces como consecuencia de la dilatación vascular y el tono se vuelve cetrino por el desgaste de ATP (trifosfato de adenosina o adenosín trifosfato, una molécula presente en todos los seres vivos que constituye la principal fuente de energía de las células para desarrollar sus funciones).

Que no cunda el pánico, hay solución. Porque la alemana Babor ha ideado un complejo único capaz de revertir el desequilibrio circadiano (además de las huellas en la piel a consecuencia del desfase). Se llama Power Peptide (lo llaman ‘el arquitecto de la piel’), un innovador complejo de péptidos presente en su nueva línea ReVersive capaz de despertar las pieles más sufridas. Los héroes de la línea son Pro Youth Serum (133,50 €, 30 ml) y Pro Youth Eye Cream (72,80 €, 15 ml). Los péptidos, esas moléculas presentes en la naturaleza responsables de un gran número de funciones (antibióticas, hormonales o de neurotransmisión), se han convertido en el activo antiedad estrella gracias a su capacidad para revertir los signos del paso del tiempo, especialmente minimizando falta de tono y líneas de expresión. El complejo de ReVersive (innovación mundial) es capaz de adelantar unas horas el reloj interno de la piel para combatir al instante los signos externos de cansancio, estrés, jet lag o resaca. Incrementa la microcirculación, activa los fibroblastos y repone la luminosidad.