El XC40 P8 ‘Recharge’, apellido que llevarán todos los Volvo recargables eléctricos o híbridos enchufables, es el primer vehículo 100% eléctrico fabricado en serie de la historia de la marca. Está basado en el SUV compacto XC40, y construido sobre su misma plataforma modular compacta CMA, con la diferencia de que la versión eléctrica lleva una batería integrada en el suelo del vehículo, aunque esto no afecta a su habitabilidad.

Exteriormente es muy similar a su hermano de motor de combustión, sin embargo muestra algunas diferencias estéticas como la parrilla frontal cerrada –un eléctrico no necesita mucha refrigeración– o el paragolpes y los bajos traseros. Detrás de esta parrilla delantera se encuentran los sensores de la nueva plataforma ADAS de sistemas de ayuda al conductor (Advanced Driver Assistance Systems), uno más de los numerosos sistemas que incorpora. Tecnológicamente es un portento, ya que además de incorporar este tipo de sistemas de seguridad es el primer Volvo con un sistema de infoentretenimiento absolutamente nuevo basado en Android que está totalmente integrado con la plataforma de servicios conectados digitales Volvo On Call.

El más rápido

En cuanto a mecánica, incorpora dos motores, uno en cada eje, que ofrecen tracción integral inteligente en tiempo real y, nada más y nada menos, que 408 CV de potencia. Ambos motores se alimentan a través de una batería de iones de litio de 78 kWh de capacidad que puede recargarse en aproximadamente siete horas y media con corriente alterna a una potencia máxima de 11 kW. Pero si eso de esperar no es lo nuestro, podemos cargar la batería hasta un 80% de su capacidad en tan solo 40 minutos con un sistema de carga rápida. Con una carga completa, el nuevo Volvo eléctrico homologa más de 400 kilómetros de autonomía. Pero no por ser eléctrico sus prestaciones son peores. Mejora los datos de aceleración de toda la gama ya que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, lo que le convierte en el Volvo más rápido a la venta en la actualidad.

Su habitáculo es amplio y confortable, con un diseño muy tecnológico y enfocado al conductor. Cabe destacar el pequeño maletero que queda en el vano del motor al desaparecer el de combustión que ofrece un almacenaje extra de unos 30 litros de capacidad.

Aún no está claro cuándo podremos verlo en nuestras calles, pero si no puedes esperar, tienes a la venta el híbrido enchufable XC40 T5 Twin Engine.