1. Lo mejor es hacer las cosas yo mismo
Es un pensamiento bastante extendido: si hago las cosas yo sólo y bajo mi única supervisión y opinión, saldrán mucho mejor. Para nada, aprende a delegar en las personas que te rodean y verás cuánto puedes aprender de ellas y ellas de ti.

2. Cuando las cosas van mal mejor retirarse
¿Rendirse? Nadie dijo que los negocios fueran fáciles pero rendirse en el primer momento en el que las cosas van mal, es el peor error que puedes cometer. Hay que luchar y perseverar hasta el final si quieres, al menos, tener opciones de alcanzar el éxito y lograr todo aquello con lo que sueñas.

3. Los que valen nunca fallan
¡Totalmente falso! Las personas que han llegado a lo más alto no están ahí por no haber errado, todo lo contrario: se han caído y se han vuelto a levantar. Las personas que realmente alcanzan el éxito son aquellas que aunque tropiecen una y mil veces, aprenden y continúan con ánimo el camino.

4. No he tenido suerte
La suerte no lo es todo, apenas es una pequeñísima parte. La suerte la busca y la encuentra uno mismo con constancia y perseverancia en el día a día. No hay mejor golpe de suerte que el que creamos cada uno de nosotros con nuestro trabajo y esfuerzo.

5. Todo lo malo me pasa a mí
Cuando estamos inmersos en una mala racha es probable que este pensamiento sea de lo más común. Pero no te dejes hundir por eso, las cosas buenas antes o después llegarán y sólo tienes que esperarlas con un pensamiento y una actitud lo más positivas posible.