Nadie puede poner en duda que los tiempos están cambiando; también a la hora de elegir la ropa que mejor nos ayude a superar, con nota, la jornada laboral. Ni el traje ya es la única o primera opción, ni el estilo clásico es la principal forma de parecer un tipo elegante. Ahora conquistar el mundo y ser dueño de un buen puñado de éxitos se puede hacer en chinos, como los que propone Dockers en su última campaña europea, con la que pretende romper moldes y convencernos de que una lucha libre de traje es más fácil y cómoda de enfrentar.

Bajo esta premisa nace #YouDontNeedASuit y #DockersAlwaysOn, dos formas de hacer referencia a una colección de prendas que invita a hacer del llamado ‘Casual Friday’ un estilo de vida diario. Un significado que se aprecia en el spot que la firma ha preparado para este nuevo lanzamiento, donde se cuenta la historia de un joven emprendedor que se durmió mientras trabajaba y al vestirse a la mañana siguiente para ir al trabajo, un traje se interpone en su camino, dejándonos entrever que para cambiar el mundo no es necesario vestir formal (to change the world, you don´t need a suit). Lema con el que Dockers invita a hablar del duelo épico que existe entre la mentalidad moderna, relajada y motivada por la pasión –representada por los chinos Dockers– y los clásicos pantalones al estilo tradicional del traje a medida.

Un duelo que con frecuencia ronda la mente masculina a la hora de vestirse para salir a la calle y hacer frente a su rutina diaria. La decisión ahora es elegir entre tomar el camino habitual para vestir en el trabajo o adoptar un nuevo estilo. Tal y como hace el protagonista de esta campaña, ya lanzada a los medios, quien se enfrenta a un traje con el objetivo de romper las barreras de la vestimenta hasta ahora más convencional y empezar a disfrutar de un estilo más relajado más allá de los fines de semana o los días festivos. Conquistar el mundo es tan fácil como elegir las prendas adecuadas y disfrutar de la comodidad.

En cuanto al vídeo, ¿quién crees que ganará la batalla? La firma parece tenerlo claro y nosotros ya estamos convencidos.