1. CTRL-T, abre una nueva pestaña: gracias a esta combinación podrás acceder a una nueva ventana en tu navegador. Es decir, desde la página desde donde estás trabajando podrás abrir una nueva pestaña.

2. ALT-D, para ir a la barra de direcciones: el ratón queda en un segundo plano si presionas Alt y después la letra D en tu teclado. Directamente se seleccionará toda la dirección web visitada y podrás escribir en ella.

3. CTRL-D, para guardar una página: te permitirá que selecciones y te quedes con tus páginas favoritas. Te llevará al marcador añadido para que dejes guardada la web consultada en una carpeta y con el nombre que quieras.

4. CTRL-F4, para cerrar una página: si presionas la tecla Control y luego le das a F4, la pestaña que tengas abierta en ese momento desaparecerá de tu navegador. Es un buen truco cuando quieres ocultar algo antes de que otros lo vean.

5. La tecla F5 te será útil para actualizar la página web que estás visitando. Basta con situarte en la pestaña y apretar el botón. De forma automática se restaurará con las últimas novedades.

6. CTRL-Enter, para evitar escribirlo todo: simplemente tendrás que escribir el nombre de la página que quieres visitar. Control-Enter pondrá el “www” y el “com” de manera inmediata una vez lo presiones.

7. Esc, para acabar con una página: hay páginas que tardan mucho en cargarse. En la parte superior izquierda del teclado está la tecla Esc. Cancelará la carga y se saldrá de la página. Cumple la misma función que la “x” roja que vemos en la pantalla.