Siempre ha encabezado la lista de deseos de cualquier amante del buen vestir, pero ahora que la cazadora de tipo policía, vista como modelo mítico de la firma Blauer, se reinterpreta en piel, ya no podrás dejar que sea solo eso, un deseo. Ahora querrás tenerla, pasearla y sentirte como un auténtico agente de la policía estadounidense que daba el alto o corría detrás de un delincuente por las calles concurridas de gente y nieve de un nostálgico estado de Massachusetts. Hablamos, claro, del modelo Cruiser de Blauer, fruto de la unión de dos cazadoras militares: una bomber y una de corte motorista adaptadas ambas a las exigencias de la policía y dando como resultado un solo modelo ya mítico para la marca. Una cazadora que ha pasado a la historia de la moda masculina por recoger en una pieza dos de las características principales que una prenda debe tener, como la funcionalidad y el estilo; a su vez, requisitos indispensables en la indumentaria de un policía: la facilidad de uso que permita un rápido movimiento de brazos y tronco, algo que se consigue, entre otras razones, por el diseño de una largura hasta la cintura para abrigar el busto al tiempo que garantiza la agilidad de las piernas al no tener prenda exterior que las cubra y entorpezca el movimiento; y también un diseño con estilo, que sea elegante y discreto, propio del cuerpo de mayor autoridad en una ciudad.

La versión de esta cazadora, que actualmente sigue siendo la niña bonita del armario de los policías del estado norteamericano de Massachusetts, presenta botones en oro y plata para dar un aspecto formal al uniforme de sus agentes. Está hecha de taslan, famoso material de alto rendimiento que resiste el viento y la lluvia, burlando con diplomacia cualquier controversia climática, gracias, entre otras razones, a su tejido reforzado de gran consistencia, realizado especialmente para responder a las exigencias de la jornada laboral de un policía.

Y tan importante es su selección de tejidos como su diseño. El cuello de la cazadora, realizado en piel sintética, es independiente, de manera que su presencia o ausencia da a esta prenda una mayor versatilidad a elegir en función de cada momento. Las aberturas laterales con cierre de cremallera son detalles fundamentales para que la prenda sea lo más accesible posible; así como sus bolsillos exteriores, amplios para poder guardar objetos. Por su parte, las correas de los puños son reversibles para poder usarlas por el lado con retrorreflectantes y aumentar la seguridad y la visibilidad nocturnas.

Pero si hay algo importante para un policía y, por tanto, para Blauer, es el logotipo, que situado en la parte frontal de la cazadora permite colocar el distintivo, como un agente lleva sus condecoraciones a la vista de quien quiera mirar.