Quienes padecen el tormento del insomnio saben bien sus consecuencias. Una epidemia que afecta a un 45% de la población mundial y que deja huella no solo en la salud general, sino en la integridad de la piel. Digamos que las noches en vela, avejentan. Es el momento esencial de regeneración de la piel y, si no dormimos, las células dañadas no tienen tiempo de repararse (esto provoca arrugas), los niveles de hidratación no se equilibran y la síntesis de colágeno simplemente, no se produce… Resultado: bolsas y ojeras, pieles cetrinas, opacas, desvitalizadas y envejecidas.

Pero parece que la industria de la belleza ha dado con la solución. Pensar que una sencilla crema nocturna puede acabar con esta pesadilla, podría llegar a parecer una quimera. Pero la prestigiosa marca Dermalogica, artífice del último invento cosmético contra el insomnio, se lanza a solucionarlo con Sound Sleep Cocoon (119,53 euros), un tratamiento nocturno en textura gel que contiene aceites esenciales puros microencapsulados que se van liberando progresivamente con el movimiento para caer, literalmente, en los brazos de Morfeo.

De Lavanda francesa, con propiedades sedantes y calmantes; de Sándalo, utilizado en la antiguedad por su capacidad para favorecer estados meditativos, calma el sistema nervioso y aporta sensación de bienestar; y de Pachuli, el rey de la perfumería y la medicina tradicional asiática para restablecer el equilibrio cuerpo-mente. Otros ingredientes destacables: la fruta Wu-Zhu, que refina la textura de la piel y potencia la luminosidad o el árbol de seda persa, que reduce la fatiga. El tratamiento se completa con una app con consejos para conciliar el sueño.