Hemos elegido minuciosamente las siguientes canciones, para que no os dé un infarto de camino al trabajo por escuchar música demasiado cañera, pero que sirvan para despertaros antes de tomar el primer café de la mañana.

Muchos clásicos y alguna canción más actual que podréis tararear en el coche, con los cascos en el autobús o dando un paseo mientras llegas a la oficina. ¡Todos a darle al “play” desde bien temprano!