Nick Woodman era un joven licenciado en Artes Visuales por la Universidad de California cuando decidió darse como plazo hasta los 30 años para cumplir su sueño: emprender y crear su propia empresa. Tras haber fracasado en su primer proyecto, pensó en dedicarse con 26 años a viajar por Australia e Indonesia surfeando. Eso sí: tenía que dejar constancia de sus hazañas logradas con la tabla de surf, surgiendo de esta manera la cámara GoPro.

Sin embargo, tras haber estado 12 años en el mercado, no ha sido hasta hace un tiempo atrás cuando realmente se ha comenzado a hablar de esta cámara (sin tener en cuenta que los modelos anteriores eran mucho más sencillos y básicos). ¿Qué es lo que ha podido proporcionar al señor Woodman su actual éxito?

1. Nueva visión de la realidad
Cuando se intenta comenzar una nueva empresa, hay que saber buscar qué necesidad hay en el mercado, o crearla tú mismo. Gracias a esta cámara, podemos mostrar al mundo cuál es nuestra perspectiva cuando hacemos deporte. “La primera GoPro realmente sólo era una cámara de muñeca que capturaba cómo surfeaban mis amigos”, confiesa Nick Woodman en una entrevista para la CNBC Thursday y añade que “nos tomó unos cuantos años darnos cuenta que habían muchas más personas en el mundo que quieren capturarse haciendo lo que quieran, lo que aman, sus pasiones e intereses”.

2. Cómoda, básica y sencilla de manejar
No todos los tamaños son apropiados para los aparatos tecnológicos. Especialmente influye en sus dimensiones el momento en qué vamos a utilizarlos. Las cámaras de fotos son el “acompañante” por excelencia de los turistas y, por lo tanto, una cámara pequeña y fácil de llevar es lo que más se va a demandar.

3. Viralidad en YouTube
Una viralidad que no surge de forma espontánea, sino que la propia empresa la ha creado: “Nuestros clientes están subiendo a YouTube cerca de 6.000 videos al día, etiquetados y descritos como GoPro”, aclara el fundador de Woodman Labs, Inc. De esta manera, la gente puede compartir sus propias sensaciones, sus propias experiencias y suscitar al resto de usuarios a realizar lo mismo en el canal oficial, que ya cuenta con casi 2.3 millones de personas subscritas.

4. Marketing clásico y rudimentario: el boca a boca
La clave de los productos actuales es que se junten tanto el marketing digital con el clásico que ya conocemos: en este caso, el boca a boca ha sido lo que mejor ha funcionado. Se basa principalmente en la satisfacción del cliente y su intención de mostrarla al resto de conocidos. A pesar de parecer algo muy sencillo, esta técnica es la más difícil de controlar y la que puede determinar nuestro éxito o nuestro fracaso.

5. El uso de los deportistas de élite
Shaun Roger White, conocido como Shaun White, es un deportista de élite que, además de haber ganado dos medallas olímpicas de oro, es uno de los máximos promotores de esta videocámara. Gracias al uso de productos por personas reconocidas a nivel internacional en el ámbito en el que queremos centrarnos, podemos conseguir llamar la atención de la audiencia, acercarnos a ella y convencer a nuevos clientes.